IDA SIN VUELTA

IDA SIN VUELTA

 

Ella nació a principios de los cuarenta. La

mayor de ocho hermanos, todos varones. No

pudo estudiar: “¿Para qué  si se va a casar? 

Sabe leer y escribir”. Era una familia normal.

 

El casamiento: 5 hijos, cuidar a sus padres, a

sus suegros y a un marido, alto cargo de un

partido político, que daba mítines sobre las

injusticias del mundo. Su ilusión, las cartas de

su amiga de Madrid.

 

Se casaron los hijos, vinieron los nietos.

También cuidó de ellos. Pero cuando sus nietas

empezaron a estudiar y ella les tomaba las

lecciones, un mundo nuevo se abrió ante sus

ojos. Ellas tenían derecho a expresar sus

opiniones, vestirse como quisieran, disponer de

sus vidas. Meditó, comparó y escribió una carta

a su amiga de Madrid. Sacó un billete de

autobús.

Su decisión dejó a la familia con la boca

abierta.

 

 

 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

Guillermo | Respuesta 03.11.2013 20.52

Es para pensar ...

Ver todos los comentarios

Comentarios

10.04 | 13:56

Me parece precioso el artículo y cómo lo expresas.
Gracias por tus sabias palabras que con el tiempo maduran en mi mente como lo hace un buen vino.

...
17.05 | 21:08

gracias, de gran ayuda , sobre todo el análisis métrico.

...
27.04 | 16:03

¿"Escribir para no pensar"...? Escribir para no llorar más bien-al menos en mi caso-
Es lo primero que he leido de tí y quiero decirte:!ADELANTE!

...
27.04 | 15:51

De entrada no me sorprendes, pero sí me resuenas muy dentro, empatizo y nos reencuentro a las dos en tus palabras y en tu ilusión.

...